DENTAL World - DentalW . com

DENTAL World

Noticias

 

Envios SMS masivos baratos
Pequeñas mejorías que devuelven la sonrisa
Acompañar al paciente en su periplo por las diferentes especialidades médicas es el objetivo principal de todas las unidades dedicadas a tratar patologías concretas que afectan a distintas funciones y órganos. Lo es también, cómo no, de la Unidad de Parálisis Facial del Hospital La Paz, de Madrid. Allí intentan mejorar la calidad de vida de los enfermos cuyo rostro ha quedado deformado al paralizarse el nervio facial.

La Unidad de Parálisis Facial del Hospital Universitario La Paz, de Madrid, lleva varios años funcionando. Con ocho años de experiencia y 300 pacientes al año quieren darse a conocer de forma oficial. En la Comunidad de Madrid hay experiencias similares, como la del Hospital Universitario de La Princesa, pero la de La Paz es la primera Unidad como tal. "Hacemos ahora nuestra puesta de largo", ha afirmado a DM Luis Lassaletta, adjunto del Servicio de Otorrinolaringología (ORL) del citado centro. Empezaron congregando a tres especialidades: Maxilofacial, Rehabilitación y ORL, y luego se sumaron otras: Neurocirugía, Neurofisiología y Oftalmología. "Los pacientes que más se benefician de este abordaje multidisciplinar son los que tienen una parálisis facial más compleja". En ellos se pueden emplear "injertos musculares de otras partes del cuerpo y técnicas de microcirugía, tanto vascular como nerviosa, para hacer que ese músculo pueda suplir a los músculos faciales ya atrofiados por el tiempo de evolución. La rehabilitación dependerá de la técnica empleada", ha destacado Teresa González, del Servicio de Cirugía Maxilofacial.

"Cuando llegan, los pacientes con parálisis facial son remitidos al Servicio de ORL, donde se valora si son de corta o larga evolución", ha explicado Lassaletta. Ven pacientes que sufrieron la parálisis hace 2 años o incluso 20. "Si es de larga evolución se envía a Cirugía Maxilofacial. Se consulta con Oftalmología si tiene complicaciones oculares y también se establece relación con Neurofisiología. Todos los pacientes van al Servicio de Rehabilitación". Una vez al mes -dice González- "hacemos una sesión para comentar los casos dudosos".

Nuevas técnicas
Una de las técnicas más novedosas es la elongación del músculo temporal. "Tiene unos resultados espectaculares, es muy sencilla y con una rehabilitación adecuada conseguimos obtener una sonrisa emocional, igual que con las técnicas de microcirugía", ha detallado González. En este sentido, Susana Moraleda, adjunta del Servicio de Rehabilitación, ha afirmado que "trabajando en una Unidad de Parálisis Facial podemos utilizar técnicas que no se llevan a cabo en otros centros".

Otra técnica, en este caso aplicada en el Servicio de Rehabilitación, es la infiltración de toxina botulínica. "Su uso mejora la calidad de vida de los pacientes que, sobre todo en los jóvenes, se ve muy mermada. Les infiltramos esta sustancia cada 4 ó 6 meses. El objetivo es mejorar la simetría de la cara en reposo y movimiento. Complementa el aprendizaje de los ejercicios de rehabilitación".

Es evidente que la edad del paciente influye en el grado de mejora, porque, por ejemplo, la plasticidad cerebral en los niños es mayor que la de los jóvenes y mucho mayor que la de los adultos. Por este motivo la rehabilitación también es diferente en cada fase de la vida.

Tradicionalmente, a los pacientes que sufren tumores malignos de parótida que están localizados cerca de la salida del nervio facial no se les suele reconstruir este nervio en la cirugía de la extracción del tumor. Sin embargo, según González, "aquí lo hacemos en el mismo tiempo quirúrgico. Para nosotros es una norma, no una excepción y, obviamente, los resultados del nervio facial van a ser mejores. Esto es gracias al trabajo multidisciplinar de la Unidad, ya que los otorrinolaringólogos buscan el nervio facial dentro del hueso, lo exponen, quitamos todo el tumor con un margen y, además, procedemos a la reconstrucción del nervio".

Según los tres especialistas, estos pacientes son de los más agradecidos. "Valoran mucho las pequeñas mejorías", ha puntualizado Lassaletta. "La parálisis facial no es vital pero sí importante, porque el paciente está traumatizado debido a la deformación de su rostro. Por ello sufren, y más en la sociedad en la que vivimos, tan preocupada por la estética", ha comentado González.

Moraleda ha recordado el caso de una paciente que, después de que comenzara el tratamiento con toxina botulínica, cuando vino a la revisión en consulta le dijo: "Es la primera vez que me miro al espejo y me reconozco". Los pacientes aún creen que parece una frivolidad quejarse, pero no lo es.

"La parálisis facial, aunque es frecuente, sigue siendo una gran desconocida para muchos de los especialistas que podrían estar implicados en su abordaje. La ventaja es que aquí estamos permanentemente actualizados", ha señalado Moraleda. Tras darle la razón, Lassaletta ha indicado que "cuando algún especialista tiene conocimientos sobre la parálisis que afecta a la cara suele tener una visión parcelada".

Por varias causas
La primera causa, por número de afectados, de parálisis facial es otorrinolaringológica, debido a la llamada parálisis de Bell o idiopática -que se atribuye a un virus y en el 80 por ciento de los casos evolucionan bien por sí solas-. Otras parálisis complejas, e interesantes para el abordaje de una unidad hospitalaria dedicada a ello, son las secundarias a un tumor, un traumatismo, infecciones, las parálisis faciales congénitas y las que son secundarias a cirugía de la base del cráneo.


Otras Noticias
Análisis de saliva pudiera predecir depresión
Un análisis de saliva para varones adolescentes con síntomas moderados de depresión pudiera ayudar a identificar a aquellos que más adelante pudieran desarrollar depresión grave, dice un nuevo estudio.

La telerrehabilitación es útil en los pacientes con disfagia orofaríngea
VIDEOFLUOROSCOPIA. El seguimiento a distancia para la rehabilitación de la disfagia orofaríngea mejora los resultados clínicos de los pacientes de forma considerable.

El síndrome de maullido de gato cursa con abundante patología bucodental
El síndrome de maullido de gato afecta a la mandíbula, ya que al ser relativamente pequeña, suele producir maloclusión denteal que dificulta el reflejo de morder y engullir comida.

Tener una sonrisa sana es muy caro y se apunta a la prevención
Se trata de un problema que excede a la estética: es un indicador de la salud de la población. En la provincia de Entre Rios hay tratamientos que no se hacen en el sector público y son costosos en el privado.

Archivo de Noticias